Operaciones Audi Service

Cambio de líquido de frenos

Para un Audi es tan importante poder avanzar sin inconvenientes como poder detenerse a tiempo en cuanto sea necesario.

En este sentido, el líquido de frenos juega un papel crucial: gracias a su composición, permite soportar las altas temperaturas provocadas por la fricción de los frenos.

Sin embargo, el líquido de frenos pierde efectividad con el tiempo, ya que pierde sus cualidades progresivamente por la exposición a factores externos, como el calor o la humedad.

Es por este motivo que, para mantener la capacidad de frenado de su vehículo en perfecto estado, y garantizar así su seguridad, es importante realizar el cambio de líquido de frenos a los 3 años en el primer cambio y cada 2 años a partir del segundo cambio.

Acuda a su Servicio Oficial Audi, realice el cambio de líquido de frenos de su Audi con los mejores profesionales y disfrute de la conducción más segura.