Menu Burger Open Icon Menu Burger Close Icon

Ingolstadt: carga inteligente

# electricmobility

Proyecto piloto en Ingolstadt

Heinz Hollerweger, Responsable de Desarrollo Global del Vehículo de AUDI AG, en colaboración con Johann Schwenk, de la oficina de gestión del proyecto “Elecktromobilität verbindet” (La movilidad eléctrica nos une) de la región de Baviera-Sajonia, han presentado el proyecto “Ingolstadt – Intelligentes Laden” (Ingolstadt: carga inteligente).

Proyecto piloto en Ingolstadt

La experiencia de la movilidad eléctrica

En este acontecimiento se entregaron cinco vehículos Audi A1 e-tron a los participantes de la prueba. Después de que el director, Nicolas Berner, y su equipo informaron a los participantes sobre los coches, estos fueron capaces de experimentar por sí mismos la movilidad eléctrica en un circuito construido en los terrenos del Audi Sportpark.

Proyecto piloto en Ingolstadt

Sistema de carga

El proyecto piloto “Ingolstadt – Intelligentes Laden” (Ingolstadt: carga inteligente) se centra en un sistema de gestión de la infraestructura de carga y comunicación. Las estaciones de carga inteligentes (cinco ubicadas en los garajes de los participantes, cuatro en un parking de varias plantas de Audi y dos en el centro de la ciudad gestionadas por el socio del proyecto Stadtwerke Ingolstadt) se comunican con los smartphones de los participantes en la prueba. La formación sobre la aplicación ha permitido a los conductores participantes aprender a consultar y reservar la estación de carga más próxima y a comprobar a distancia el estado de carga de la batería.

Proyecto piloto en Ingolstadt

Experimentar la movilidad urbana

“En las diversas pruebas esperamos obtener una información que un fabricante de automóviles no puede ofrecer actualmente. El comportamiento del usuario y, lo que es más importante, su comportamiento de carga en relación con la infraestructura de carga, son factores totalmente desconocidos”, explica Heinz Hollerweger, Responsable de Desarrollo Global del Vehículo de AUDI AG.

 

En Ingolstadt, durante un periodo de 15 meses dividido en tres fases y con la colaboración de los conductores participantes, se recogerán y evaluarán datos muy valiosos sobre su comportamiento en relación con la carga y la conducción y sobre cómo utilizan las estaciones de carga inteligentes en su vida diaria.

No related content