Menu Burger Open Icon Menu Burger Close Icon

“El futuro está en la movilidad intelectual”

# mobility

Entrevista con el especialista en transporte Hermann Knoflacher

¿Cómo se desarrollará la movilidad en las grandes ciudades? ¿Y cómo será el sistema de transporte en una ciudad avanzada y sostenible? El especialista en transporte Hermann Knoflacher analiza estos asuntos desde hace décadas. En esta entrevista pone fin a algunas teorías desfasadas.

Transport researcher Hermann Knoflacher
Professor Hermann Knoflacher giving a talk. He has been researching into transport systems for decades.

“El ser humano es el punto de referencia”


Profesor Knoflacher, ¿a qué desafíos se enfrentan las grandes ciudades?

Los sistemas de transporte urbano deben basarse en mayor medida en lo que beneficie a la comunidad en general. En el futuro deberemos centrar la atención no en soluciones de movilidad individual, sino en soluciones de movilidad sociales, ecológicas y económicas. Una vez más, el ser humano es el punto de referencia, no el coche ni los conductores.

¿Cómo podemos conseguirlo?

Es necesario un cambio de modelo en el transporte. Hay que replantearse las cosas. Tenemos que dejar atrás los mitos de que la movilidad va en aumento y de que ahorramos tiempo gracias a la velocidad y según el medio de transporte que elijamos. En el sistema de transporte no se ahorra tiempo; las rutas son cada vez más largas. Las opciones de transporte están determinadas por las estructuras. Tampoco se da un aumento de la movilidad, sino un cambio en los incrementos de población. En el futuro, las opciones de transporte deberán estar determinadas por criterios racionales, como requisitos energéticos y de espacio.

Audi Urban Future Initiative
An interactive model as part of the Audi Urban Future Initiative provides a vivid presentation of the traffic flows in Boston.

“La ciudad es un organismo”

¿Cómo se adapta la industria del automóvil a esta evolución?

Los fabricantes de coches deben adaptarse a las circunstancias cambiantes y asumir el desafío de los parámetros específicos de la movilidad ecológica.

Dentro de la Audi Urban Future Initiative, Audi analiza la movilidad urbana desde varias disciplinas, y cada dos años presenta el Audi Urban Future Award por conceptos de movilidad innovadores. En su opinión, ¿cómo se consigue un sistema de transporte sostenible y con visión de futuro en una gran ciudad?

Una ciudad como organismo puede compararse con el ser humano. Hoy en día, las ciudades están en peligro y no se sostienen por sí solas. Si lograran recuperarse, serían más atractivas, más versátiles, más sociales y más saludables. Los sistemas de transporte del futuro no dependerán de los combustibles fósiles y ofrecerán un alto nivel de calidad medioambiental. Las personas podrán moverse libremente, sobre todo los niños en los espacios públicos.


¿Existen actualmente ejemplos de este tipo de ciudades?


No ciudades enteras, pero algunos barrios concretos ya han realizado avances positivos. Dos ejemplos son el centro de Viena y el barrio de Vauban, en Friburgo.

Se suele hablar siempre de las ciudades, pero ¿qué sucede con la movilidad en el campo?
Esto siempre depende de cómo estén configuradas las estructuras. Hasta el momento, suelen orientarse a las necesidades del tráfico rodado.


Si las estructuras se adaptan al ser humano, que en realidad es un peatón, los habitantes del campo también reconocerán sus puntos fuertes en lugar de pensar en cómo llegar más rápido al centro de las ciudades.

Si pudiera pedir un deseo para el futuro, ¿cuál sería?

La fascinación por la movilidad técnica y física del coche y por las telecomunicaciones ha resultado en una pérdida de la movilidad intelectual de las personas. Mi sueño es que la gente vuelva a pensar por sí misma, porque el futuro, si creemos en ella, está en la movilidad intelectual.

No related content