Menu Burger Open Icon Menu Burger Close Icon

El diseño de una nueva era

# MissiontotheMoon

Entrevista a Jorge Díez

Del polvo al polvo. Las líneas que trazan los diseñadores en su mente se convierten en formas que surgen de la impresora 3D. El fascinante diseño del vehículo lunar de Audi. Jorge Díez, responsable de Audi Concept Automotive Design, nos habla sobre el diseño del primer Audi en la Luna.

Jorge, para un vehículo extraterrestre como un vehículo lunar, ¿habéis concebido un diseño extraterrestre o fuera de lo normal?

Aquí en el estudio de Audi Concept Design necesitamos tener una mentalidad abierta porque trabajamos con distintas marcas y conceptos futuristas. En nuestro departamento, los diseñadores tienen que superar los límites para encontrar nuevos diseños.

Sin embargo, está claro que diseñar un vehículo lunar es algo muy especial, por lo que es importante que adoptemos un enfoque diferente. En primer lugar, se trata de un vehículo que circula por la Luna, así que necesitamos conocer exactamente las condiciones que se va a encontrar. En segundo lugar, el diseño debe tener en cuenta todos los requisitos técnicos de este proyecto. Es algo excepcional. Es un desafío. Y todo proyecto que representa un gran desafío nos llega directamente al alma a los diseñadores de Audi.


neues-zeitalter-body1

"En nuestro departamento, los diseñadores tienen que superar los límites para encontrar nuevos diseños”.

Entonces, ¿un vehículo lunar debe tener un aspecto totalmente distinto al de un coche normal?

Un buen diseño ha de ser honesto. Debe mostrar las cualidades que se esconden en el interior del objeto. Cuando diseñamos un coche con un rendimiento dinámico tenemos que mostrar esta sensación de dinamismo en el diseño. Pero el caso del vehículo lunar es totalmente diferente. Aquí el diseño debe representar la tecnología y todos los elementos técnicos que incorpora. Y también, por supuesto, debe representar parte de la esencia de Audi. Audi presenta un lenguaje formal que debe adaptarse y expresarse en cada tipo de vehículo, incluido un vehículo lunar. 

Un vehículo lunar se define, ante todo, por una tecnología altamente especializada que no puede verse limitada por el diseño. Por ejemplo: el panel solar. ¿Estas especificaciones técnicas han supuesto una restricción para ustedes o les han abierto nuevas posibilidades?

Al principio piensas que se trata de una restricción, pero después terminas viéndolo como un desafío.



La gente debe entender que un vehículo lunar circula en condiciones que son las más extremas que puede encontrarse un vehículo (al menos en la parte del universo que podemos alcanzar). En la Luna se registran temperaturas extremas de 120 °C en la cara que da al Sol y de -180 °C en la cara más alejada, por lo que tuvimos que tener en cuenta que la refrigeración era un elemento fundamental a la hora de fabricar el vehículo.

“A los diseñadores de Audi,  todo proyecto que representa un gran desafío nos llega directamente al alma”.



Por supuesto, es necesario que el vehículo esté fabricado con aluminio especial y magnesio para conseguir la máxima resistencia a la radiación lunar. Y tiene que ser ligero como todos los modelos de Audi, ya que el coste de enviar un vehículo al espacio es extremadamente elevado. Cuanto más pesado es un vehículo espacial, mayores son los costes. En el fondo, todas las especificaciones que debemos cumplir son las mismas que para un Audi terrestre, pero más extremas: eficiencia, reducción del peso, energía e-tron y el mejor motor para todo tipo de terreno. Un coche Audi es extraordinariamente eficiente; el vehículo lunar debe serlo aún más. Un coche Audi tiene tracción quattro; el vehículo lunar también. Sin embargo, en la superficie lunar la arena es muy fina, similar al polvo, por lo que debemos proteger el vehículo con nuestro diseño y nuestra tecnología.



En el vehículo lunar, ¿lo formal es una consecuencia de lo funcional?


Sí, sin duda. Porque, dadas las condiciones que presenta la Luna, debemos considerar cada detalle del diseño. El diseño no solo tiene que ser atractivo, sino que también debe realzar la eficacia del vehículo y contribuir al propósito de circular por la Luna (sin olvidar la estética que caracteriza a un Audi).


El diseño de Audi se crea principalmente desde dentro hacia fuera. Es como una persona. Si se mira a los ojos a una persona, se puede ver si es una buena persona, si tiene buen corazón. Este principio también se puede aplicar a Audi. Todos los vehículos Audi están impulsados por un corazón potente y el diseño debe expresar esto en el exterior. El diseño de Audi es honesto, y así es el vehículo lunar: un vehículo extraordinariamente honesto.


Cuando diseñan vehículos disponen de grandes proporciones sobre las que pueden definir las líneas. En cambio, el vehículo lunar es muy pequeño. ¿Cómo ha afectado este hecho al proceso de diseño?

La forma en que hemos diseñado el vehículo lunar refleja, en mayor medida, el proceso de diseño del interior de nuestros vehículos. Audi cuenta con la mayor calidad de diseño interior en el mundo de la automoción, así que hemos trabajado en este vehículo de la misma forma que lo hacemos en el interior de nuestros vehículos: pieza a pieza y con una perfección absoluta.

El vehículo lunar no presenta las amplias superficies ni las líneas prolongadas que solemos utilizar para expresar movimiento, ya que este vehículo debe expresar otra cosa: la tecnología con la que está equipado y que nos distingue de nuestros competidores. Así que, con esto en mente, hemos trabajado en los detalles hasta alcanzar la perfección. Estoy convencido de que este vehículo se convertirá en uno de los iconos del diseño de Audi. Todos los detalles se unen y se suman para conformar un diseño emblemático y lógico.


¿Es importante que quien vea el vehículo lunar reconozca a primera vista que es de Audi?

Por supuesto, es necesario que sea reconocible, pero también lo es que la gente se muestre abierta al futuro. Es posible que lo que hoy en día se reconoce como un Audi evolucione próximamente. El diseño evoluciona, pero la filosofía de Audi se mantiene. Es evidente que el ADN del diseño de Audi está siempre presente. Nuestro origen se encuentra en la Bauhaus, en las formas funcionales y en la precisión técnica. Nuestro estilo es extremadamente moderno y continuaremos aplicándolo. Contamos con algunos valores básicos que se pueden ver en todo lo que hacemos y en todos nuestros diseños, independientemente de que se trate de un avión o de un mueble. Este principio también se aplicará en el vehículo lunar, pero de una forma diferente.


¿Este proyecto a la Luna constituye una previsión de cómo será el diseño de Audi en el futuro?

Quizá no en lo que respecta al estilo, pero sí en la forma de aceptar el desafío de crear algo atractivo que tiene que demostrar su valía en las condiciones más extremas que se pueden imaginar. Todos los miembros de nuestro equipo están muy emocionados. Este diseño surge realmente de nuestro corazón y dedicación, y como eso es así, somos capaces de superar todos los límites.

No related content