Menu Burger Open Icon Menu Burger Close Icon

No hay barreras

Audi quattro:

Es algo más que tecnología

Dicen que no existe el mal tiempo, sino la ropa inadecuada. Para los conductores tampoco existen las malas condiciones, siempre que cuenten con quattro.

23402_Retusche_Audi_Rainmaker_Madrid_0077 Kopie
23403_Retusche_Audi_Rainmaker_Mountainroad_0589 Kopie_140_Prozent

Hoy en día, nadie mira por la ventana para ver qué tiempo hace. De acuerdo con las estadísticas, es mucho más probable que lo comprobemos en nuestros smartphones. Radar Doppler, probabilidad de precipitación, mapas satelitales: la información a la que tenemos acceso es cada vez más compleja. Según los expertos, las aplicaciones que vienen preinstaladas en nuestros teléfonos no suelen ser tan precisas, por lo que quizá merece la pena consultar una de las más de quinientas aplicaciones meteorológicas disponibles.

48004_Retusche_Audi_Rainmaker_Mountainroad_0226 Kopie_195_Prozent

Lista de reproducción quattro de Spotify para Audi Magazine
No hay barreras

  • Marvin Gaye – Sunny
  • Angie Stone – Snowfl akes
  • Coldcut – Autumn Leaves
  • Red Hot Chili Peppers – Snow (Hey Oh)
  • The Supremes – Bad Weather (Single Version)
  • Robin Schulz feat. Akon – Heatwave
  • Madonna – Frozen
  • Oran Juice Jones – The Rain
  • The Lovin’ Spoonful – Summer in the City (Remastered)
  • Flight Facilities feat. Reggie Watts – Sunshine
  • Kavinsky – Blizzard
  • Nina Simone – Here Comes the Sun (Remastered)
  • Flash and the Pan – Walking in the Rain
  • Klangkarussell feat. Will Heard – Sonnentanz (Sun Don’t Shine)
  • America – A Horse With No Name
  • Anoraak – Long Hot Summer Night
  • Eurythmics – Here Comes The Rain Again (Remastered Version)
  • DJ Zky & Fritz Kalkbrenner – Stormy Weather (Original Mix)
  • Jamiroquai – Canned Heat
  • Nathalie Saba – Snow
  • Martha Reeves & The Vandellas – Heatwave


Este enlace le llevará a la lista de reproducción de Spotify. Para escucharla, primero tendrá que crear una cuenta de usuario gratuita. ¡Merece la pena! Busque más listas de reproducción de Spotify en los próximos números de Audi Magazine.

48005_Retusche_Audi_Rainmaker_Studio_0118 Kopie
Las previsiones meteorológicas son una ciencia en sí mismas. Tomemos Alemania como ejemplo. Solo el servicio meteorológico alemán (DWD) recoge datos de once mil estaciones, mil cuatrocientos globos meteorológicos, infinidad de boyas, satélites, barcos y aviones. Todo eso se traduce en veinte millones de elementos de información que bombardean a diario el sistema informático central del DWD. Recoge datos de todo el hemisferio norte para confeccionar un mapa meteorológico aproximado de Alemania. Hoy en día, las previsiones con una antelación de veinticuatro horas tienen una precisión del 90%.

No hay muchas cosas por las que la gente se preocupe tanto como el tiempo meteorológico. Y tampoco hay muchos temas sobre los que todo el mundo pueda hablar tanto. Las condiciones meteorológicas influyen en nuestros sentimientos y estado de ánimo para bien o para mal; pueden poner fin a nuestros mejores planes o convertir un viaje en una aventura.



Si cogiéramos toda la lluvia que cae en todo el planeta en un año, tendríamos una media de aproximadamente 500 000 km3 de agua o, lo que es lo mismo, 500 000 billones de litros, que se expresa con un cinco seguido de diecisiete ceros. Y, por supuesto, en algunos lugares cae más que en otros. En el monte Waialeale, en la isla hawaiana de Kauai, por ejemplo, se registran precipitaciones prácticamente continuas y está considerado el punto más húmedo de la Tierra. El lugar con menos lluvia, el yang del yin hawaiano por así decirlo, no es un desierto como podría pensarse. En realidad, el punto más seco del planeta se encuentra en la Antártida. Debido a sus características geográficas y topográficas especiales, algunas de las zonas conocidas como “valles secos” llevan millones de años sin hielo. Allí no nieva, ni graniza ni se registra ningún otro tipo de precipitación. El paisaje es azotado por vientos gélidos que llegan a alcanzar los 320 km/h y temperaturas por debajo de los –50 °C. Unas condiciones casi tan extremas pueden encontrarse en el desierto de Atacama, en Chile, donde existen zonas en las que no se recuerda que haya caído jamás una gota: las precipitaciones medias anuales ascienden a 0,1 mm; Alemania registra una media de 750 l/m2 al año.

48006_Eastcoast_after_early_February_2010_blizzard Kopie
Durante el invierno meteorológico, las tormentas de nieve pueden desencadenarse de repente, como un ataque. Se forman cuando el frío aire ártico se desplaza hacia el sur y encuentra a su paso masas de aire cálido cargadas de humedad. Estas tormentas se dan sobre todo en Canadá y el noreste de Estados Unidos debido a que no existen cadenas montañosas protectoras de este a oeste entre los dos extremos climáticos. Cuando las masas de aire chocan, el resultado es una gran nevada acompañada de fuertes vientos helados.

La máxima velocidad que puede alcanzar una gota de lluvia al caer es de 29 km/h. Es bastante habitual que las nubes pasen por encima de nosotros sin dejar precipitaciones. Desde un punto de vista estadístico, 40 000 km3 de agua flotan cada año sobre nuestras cabezas en forma de nubes sin que lleguen a caer. Cuando llueve y las gotas caen sobre el asfalto frío, por ejemplo, el agua se convierte en hielo. Al principio del invierno, esto solo ocurre cuando las temperaturas se mantienen muy por debajo de cero durante un periodo prolongado, ya que es necesario que pase algún tiempo hasta que las carreteras se enfríen lo suficiente. Sin embargo, en pleno invierno, esto puede ocurrir con temperaturas sobre cero. Por otro lado, los copos de nieve caen suavemente hasta el suelo a solo 4 km/h más o menos.


23409_Retusche_Audi_Rainmaker_Desert_0079 Kopie
Antes de que los humanos tuviéramos esta moderna tecnología a nuestra disposición, el tiempo meteorológico pertenecía al ámbito espiritual. Se utilizaban encantamientos, danzas y plegarias para conseguir que lloviera o para que dejara de hacerlo. Desde Adad en Mesopotamia hasta Chaac, el dios maya de la lluvia, el trueno y la fertilidad, las deidades de la lluvia han jugado un papel clave en las culturas antiguas de todo el mundo.

Todos esos datos pueden obtenerse, calcularse y proyectarse a partir de las estadísticas. Sin embargo, la lluvia, la nieve y el tiempo seco no siempre se comportan de acuerdo con las estadísticas. El tiempo meteorológico es imprevisible, depende de multitud de variables y está sujeto a los caprichos de los elementos. Seguimos esforzándonos por obtener cada vez más datos, y cada vez obtenemos datos de mayor calidad. En la actualidad, las aplicaciones de nuestros smartphones nos dicen qué tiempo hace, ha hecho y hará, en cualquier momento y en cualquier lugar. Disponemos de globos meteorológicos, radares, ordenadores y valores empíricos. Sin embargo, las previsiones siguen siendo una cuestión de azar hasta cierto punto. Las tormentas de nieve, tan temidas en Norteamérica, surgen de repente y casi siempre sin previo aviso. Las tormentas eléctricas, que por lo general van acompañadas de lluvias torrenciales o granizo, pueden desencadenarse tan rápido que solo podemos predecirlas con unas pocas horas de antelación.


480Audi Q7 3.0 TFSI quattro
El motor completamente renovado del nuevo Audi Q7 es mucho más estrecho que el correspondiente al modelo anterior. Pesa veinte kilos menos e integra en la tiptronic de ocho velocidades un nuevo diferencial central que sustituye a la antigua caja de cambios.

Para estos casos, es útil saber que, gracias a la tecnología de tracción a las cuatro ruedas, incluso el Audi más pequeño puede estar equipado para enfrentarse a los elementos. Porque la tracción quattro está disponible en todos los modelos de los cuatro aros: desde el Audi S1 hasta el Audi A8, desde el Audi Q3 hasta el Audi Q7, desde el Audi TT hasta el modelo más deportivo, el Audi R8 V10 plus. Unas 6000 veces por minuto, quattro comprueba y calcula todos los parámetros físicos fundamentales para la conducción mientras procesa información procedente de 121 unidades de control de la potencia. Además, regula la distribución de la potencia a las cuatro ruedas en una milésima de segundo entre los ejes y, si el vehículo está equipado con el diferencial deportivo de Audi, también entre las ruedas traseras. Con el Audi e-tron quattro concept, recientemente presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt y a punto de producirse en serie, Audi también impulsa la idea del e-tron quattro. Esta idea combina las ventajas de la tracción quattro y el potencial de la movilidad eléctrica.



Todos estos modelos comparten una tecnología que ofrece un alto nivel de agilidad, dinámica, seguridad y tracción, incluso en condiciones extremas, ya sea en las carreteras de grava de la Toscana, en los pasos nevados de los Alpes, a través de un aguacero en una autopista o sobre los adoquines de cualquier ciudad. Como solemos decir: no hay barreras.



Patrick Morda (texto), Anke Luckmann (fotos)

Más información:
Audi lleva treinta y cinco años impulsando la tecnología quattro. Con más de siete millones de modelos con tecnología quattro producidos, Audi es el fabricante de vehículos equipados con tracción permanente a las cuatro ruedas con más éxito del mundo. Y a bordo del Audi lunar quattro (página 26 de este número), quattro pronto llegará a la Luna.


  • Consumo urbano/extraurbano/combinado de combustible del Audi R8 V10 plus Coupé: 17,5/9,3/12,3 l/100 km:

Emisiones combinadas de CO₂: 185-145 g/km.


  • Consumo urbano/extraurbano/combinado de combustible del Audi A6 allroad quattro: 10,1-6,0/6,7-5,2/8,0-5,5 l/100 km:

Emisiones combinadas de CO₂: 287 g/km. En los casos en que las cifras se ofrecen en intervalos, el consumo de combustible, las emisiones de CO₂ y las clases de eficiencia varían en función de las llantas y los neumáticos que se utilicen.

No related content