Menu Burger Open Icon Menu Burger Close Icon

Alimentados con motor eléctrico -

motores eléctricos de Audi

Desde los compresores alimentados con energía eléctrica hasta los coches de carreras de Le Mans, los motores eléctricos están en auge en Audi, ya sean de alto voltaje o de 48 V. A continuación presentamos seis ejemplos.

Audi A4 Avant g-tron

El nuevo modelo g-tron funciona con emisiones neutras de CO2 por medio de Audi e-gas, que se produce utilizando la electricidad generada a partir de energías renovables. Audi está siguiendo su propio camino hacia la movilidad del futuro.


El nuevo modelo g-tron, que sale al mercado en 2016, está impulsado por un motor TFSI alimentado con gas natural fósil y sintético. Sin embargo, la fuente de energía primaria es la electricidad (electricidad ecológica obtenida de la energía eólica).

Al igual que su modelo hermano de la gama A3, el nuevo A4 Avant g-tron funciona completamente con emisiones neutras de CO2 por medio de Audi e-gas. Audi está trabajando intensamente con empresas socias especializadas para impulsar el desarrollo de otros combustibles alternativos: los e-combustibles Audi. En todos los proyectos, la electricidad ecológica y el CO2 son los puntos de partida principales para la producción.


Los conductores del Audi A4 Avant g-tron podrán repostar en numerosas estaciones de servicio de GNC alemanas utilizando una tarjeta de Audi e-gas, que además servirá como método de contabilización. La cantidad de gas suministrada se incorpora a la red desde la planta de Audi e-gas. Ubicada en Werlte, Alemania, utiliza electricidad ecológica para producir metano sintético a partir de agua y CO2.

480x270(1)
El Audi A7 Sportback h-tron quattro presenta la tecnología del futuro. La h de su nombre se debe al hidrógeno, es decir, a la tracción con pila de combustible.

Audi A7 Sportback h-tron quattro

Con el A7 Sportback h-tron quattro, la marca de los cuatro aros demuestra que también domina la tecnología de pila de combustible. Audi puede iniciar la producción en serie también en este campo en caso de que el mercado y la infraestructura lo permitan


La planta de Audi e-gas de Werlte, en Alemania, utiliza electricidad procedente de la energía eólica para descomponer el agua en oxígeno e hidrógeno a través de la electrólisis. El gas resultante se utiliza en una fase posterior para producir Audi e-gas. Sin embargo, en el futuro, el hidrógeno se podrá emplear para alimentar coches como el A7 Sportback h-tron quattro. Estos vehículos no solo tendrán emisiones locales nulas, sino también emisiones globales nulas.


El A7 Sportback h-tron quattro es el primer coche alimentado con pila de combustible que incorpora la tracción quattro. Un motor eléctrico impulsa cada una de las ruedas delanteras y traseras. El e-quattro concept ofrece un rendimiento deportivo con una potencia máxima de 306 CV (228 kW) y un par motor máximo de 540 Nm. En la parte trasera dispone de una batería de iones de litio con una capacidad de 8,8 kWh, que ofrece un potente impulso adicional en situaciones de fuerte aceleración. Los cuatro depósitos de presión de hidrógeno proporcionan una autonomía de más de 500 km y se pueden rellenar totalmente en tres minutos.

480x270(2)

Audi RS 5 TDI competition concept

Este dinámico coupé esconde un motor 3.0 TDI bajo la capota. Este motor funciona con un compresor alimentado con energía eléctrica de 48 V. El resultado es un gran impulso en cualquier situación.

480x270(3)

Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro

Este SUV de gran tamaño es el segundo modelo de Audi con tracción híbrida enchufable y marca la pauta en su categoría. Un motor V6 TDI y un potente motor eléctrico ofrecen una potencia extraordinaria con el mínimo consumo de combustible.

480x270(4)
El automovilismo es una característica muy marcada del ADN de Audi. El R18, el coche de la temporada 2016 del WEC, demuestra el potencial dinámico de la tracción híbrida.

Audi R18

El dinamismo absoluto de la movilidad eléctrica de Audi se demuestra en toda su extensión en los circuitos. La tracción híbrida del Audi R18, el coche de competición de la temporada 2016 del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC), ha sido configurada de acuerdo con la reglamentación del automovilismo, el campo de pruebas más exigente para el desarrollo de la producción.


A diferencia del año pasado, Audi participará en 2016 en la categoría de hasta seis megajulios. El nuevo prototipo, que todavía cuenta con un motor V6 TDI con una capacidad cúbica de 4 l, puede recuperar mucha más energía por vuelta que su predecesor. El medio de almacenamiento de la electricidad es una batería de alto voltaje que sustituye el almacenamiento con volante de inercia utilizado en el R18 e-tron quattro. La aerodinámica del Audi R18 también ha sido diseñada de nuevo desde el principio.


El automovilismo es un elemento fijo del ADN de Audi. La marca de los cuatro aros lleva treinta y cinco años probando nuevas tecnologías en el mundo de la competición. Las 24 Horas de Le Mans y el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) de la FIA son bancos de pruebas fundamentales, ya que es en ellos donde los responsables de establecer la reglamentación favorecen de forma activa la innovación técnica.

Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro

De 0 a 100 km/h en 6,2 s pero con un consumo de combustible de solo 1,8 l/100 km en el nuevo ciclo de conducción europeo (NEDC por sus siglas en inglés). Con su tracción híbrida enchufable, el Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro reúne lo mejor de ambos mundos.


Una aceleración potente, una velocidad máxima de 230 km/h y un consumo de combustible mínimo en el NEDC: el polifacético Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro comenzará a entregarse en 2016. Este SUV de gran tamaño es el primer híbrido enchufable del mundo con un motor V6 TDI y tracción quattro.


El motor diésel de 3 l y el motor eléctrico ofrecen una potencia total de 378 CV (275 kW) y un par motor de 700 Nm. El motor eléctrico genera por sí solo 126 CV (94 kW) y 350 Nm, y alcanza una autonomía de 56 km impulsado con la batería eléctrica, mientras que el depósito de combustible de 75 l permite obtener una autonomía de 1320 km.

El sistema de gestión térmica con bomba de calor integrada, que ha sido especialmente diseñado para el Audi Q7 e-tron, utiliza el exceso de calor generado por los componentes eléctricos. Audi es el primer fabricante del mundo que incorpora esta tecnología al mercado en un híbrido enchufable. El MMI Navegación plus funciona en estrecha colaboración con la gestión híbrida, y el asistente de eficiencia predictiva utiliza su información para ayudar a ahorrar combustible. Estos dos sistemas también contribuyen de forma decisiva en el ámbito de la eficiencia.

Audi RS 5 TDI competition concept

Este coche de exhibición es uno de los vehículos diésel más rápidos y potentes del mundo. Para conseguir esto, su compresor alimentado con energía eléctrica y con un diseño totalmente nuevo juega un papel esencial.


El Audi RS 5 TDI competition concept está basado en un prototipo presentado por Audi en 2014 con ocasión del 25 aniversario del motor TDI y pesa 241 kg menos que el modelo de producción. En su última fase de evolución, el motor TDI biturbo de 3 l genera 441 CV (320 kW) y 800 Nm de par motor, que lo llevan a acelerar de 0 a 100 km/h en 4,0 s. El verano pasado, al volante del Audi RS 5 TDI competition concept, el piloto danés Nicki Thiim batió el récord del circuito de Sachsenring para un coche diésel por 1,87 s (de acuerdo con Auto Bild Sportscars).

El compresor alimentado con energía eléctrica (EAV por sus siglas en inglés) constituye una innovación fundamental que funciona junto con dos turbocompresores de gases de escape. Un pequeño motor eléctrico con una potencia de 9 CV (7 kW) acelera el rotor de la turbina hasta las 72 000 rpm en 250 ms. Gracias a la tecnología EAV, el RS 5 TDI competition concept puede disponer en cualquier situación de una elevada presión de carga con extraordinaria velocidad.


El EAV utiliza un sistema eléctrico adicional de 48 V que permite la transmisión rápida de grandes cantidades de energía eléctrica y que constituye un elemento de gran importancia en la estrategia de electrificación de Audi.

480x270(5)
Si se acelera a fondo desde el estado de parada, en los primeros 2,5 s el Audi TT clubsport turbo recorre seis metros más que un coche similar gracias a la nueva tecnología del compresor alimentado con energía eléctrica.

Audi TT clubsport turbo concept

Con el prototipo técnico del TT, espectacular tanto desde el punto de vista óptico/estético como acústico, Audi muestra de lo que es capaz un compresor alimentado con energía eléctrica (EAV) en combinación con un motor TFSI. Con un motor turbo de 2,5 l y cinco cilindros, una potencia de 600 CV (441 kW) y un par motor máximo de 650 Nm, acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 s y muestra toda su potencia especialmente en el arranque.


En la gama de regímenes bajos, el compresor eléctrico aumenta el par hasta en 130 Nm. También aumenta la presión de sobrealimentación cuando la energía motriz disponible en los gases escape es insuficiente para el turbocompresor convencional. Esto permite diseñar un compresor más potente para altas presiones de carga y, por tanto, para motores de alta potencia. El motor 2.5 TFSI genera potencia sin ningún retraso perceptible. La potencia está disponible en cualquier situación, siempre que el pedal del acelerador esté pisado.


Un sistema eléctrico específico de 48 V suministra energía eléctrica al compresor. La batería compacta de iones de litio situada en el maletero almacena la energía que se recupera cuando el vehículo se encuentra en estado de inercia. Un convertidor de corriente CC/CC proporciona la conexión al sistema convencional de 12 V.


Johannes Köbler (texto), Steven Pope (fotos)

No related content