• A4 Avant g-tron
    A4 Avant g-tron

    El actual Audi A4 Avant g-tron ha llegado a su fin de producción, pero nos alegra comunicar que a finales del tercer trimestre de este año pondremos a tu disposición una nueva versión. Un nuevo modelo que incluirá el nuevo estándar de emisiones. Mientras tanto, en tu Concesionario Oficial Audi podrás encontrar más vehículos de ocasión para disfrutar de la carretera al máximo.

  • A5 Sportback g-tron
    A5 Sportback g-tron

    El actual Audi A5 Sportback g-tron ha llegado a su fin de producción, pero nos alegra comunicar que a finales del tercer trimestre de este año pondremos a tu disposición una nueva versión. Un nuevo modelo que incluirá el nuevo estándar de emisiones. Mientras tanto, en tu Concesionario Oficial Audi podrás encontrar más vehículos de ocasión para disfrutar de la carretera al máximo.

1300x551_AA4_L_151006.jpg

En su lanzamiento en Europa, el Audi A4 Saloon estará disponible con tres versiones de motor TFSI y cuatro TDI que generan una potencia máxima entre 110 kW (150HP) y 200 kW (272HP). En comparación con el modelo anterior, el consumo de combustible se ha reducido en un 21%, mientras que la potencia ha aumentado en un 25%. Todos los motores cumplen los límites de emisiones de la norma Euro 6. Tanto es así que los motores TDI han sido considerados “clean diesel” (motores limpios).

750x410_engine.jpg
Los motores TFSI El motor de gasolina básico es el 1.4 TFSI. Este motor compacto de cuatro cilindros con 1.395 cc genera una potencia máxima de 110 kW (150HP) y un par motor de 250 Nm entre las 1.500 y 3.500 rpm. En combinación con la transmisión S tronic de siete velocidades, acelera el A4 Saloon de 0 a 100 km/h en solo 8,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 210 km/h. Gracias al cárter de aluminio, el nuevo motor de cuatro cilindros supera ligeramente los 100 kg de peso, a pesar de su complejísimo paquete tecnológico. El 1.4 TFSI con S tronic consume solo 4,9 l/100 km, lo que resulta en unas emisiones de CO2 de 114 g/km.

El motor 2.0 TFSI, con una cilindrada de 1.984 cc, está disponible en dos versiones. En la versión superior genera 185 kW (252HP) y un par motor de 370 Nm (272.9 lb-ft) que permiten realizar una conducción deportiva: el A4 Saloon con tracción quattro® y S tronic de siete velocidades acelera de 0 a 100 km/h en 6,0 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h.

La segunda versión del motor 2.0 TFSI, el modelo ultra de gasolina, genera 140 kW (190HP) y un par motor de 320 Nm (236 lb-ft). Estas prestaciones también dan como resultado un rendimiento muy ágil: acelera de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 238 km/h. El Saloon consume 5,0 litros, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de entre 109 y 114 g/km.
  • A4 Saloon 1.4 TFSI 110 kW (150 hp)
  • A4 Saloon 2.0 TFSI 185 kW (252 hp)
  • A4 Saloon 2.0 TFSI ultra 140 kW (190 hp)
Motores TDI Al igual que sucede con los motores TFSI, Audi cuenta con motores TDI de cuatro cilindros y 1.968 cc en dos versiones. La primera de ellas genera 110 kW (150HP) y un par motor de 320 Nm entre las 1.500 y las 3.250 rpm; la segunda, 140 kW (190 HP) y un par motor de 400 Nm entre las 1.750 y las 3.000 rpm.

Incluso la versión menos potente, la de 110 kW, garantiza un alto rendimiento: el A4 Saloon con S tronic de siete velocidades y tracción delantera acelera de 0 a 100 km/h en 9,0 segundos y alcanza una velocidad máxima de 213 km/h. En combinación con la transmisión manual de seis velocidades, el Saloon presenta un consumo de combustible de solo 4,0 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 104 g/km.

Los dos motores 2.0 TDI también estarán disponibles en la versión ultra (una etiqueta que identifica la versión más eficiente de cada modelo). Modificaciones en la relación de transmisión, la carrocería y la suspensión, así como la utilización de neumáticos con una resistencia a la rodadura optimizada, contribuyen a reducir aún más el consumo de combustible. El A4 Saloon ultra con transmisión manual y 110 kW (150 HP) presenta un consumo de combustible según el nuevo ciclo de conducción europeo (NEDC por sus siglas en inglés) de tan solo 3,8 l/100 km y emite 99 g de CO2 por kilómetro.

Los dos motores TDI de seis cilindros de la nueva familia A4 resultan muy característicos, ya que combinan una potencia extraordinaria con la máxima suavidad y eficiencia. En su primera versión, el motor 3.0 TDI clean diesel genera 160 kW (218HP) y su par motor de 400 Nm se encuentra disponible entre las 1.250 y las 3.750 rpm. El A4 Saloon registra un consumo de combustible según el NEDC de solo 4,4 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 114 g/km.

En su versión superior, este motor ofrece una potencia máxima de 200 kW (272HP) y 600 Nm de par motor entre las 1.500 y 3.000 rpm. Acelera el A4 Saloon como si se tratara de un deportivo (en tan solo 5,4 segundos pasa de 0 a 100 km/h) y alcanza fácilmente una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h. Sin embargo, su consumo de combustible según el NEDC es de solo 5,1 l/100 km y emite únicamente 134 g de CO2 por kilómetro.
  • A4 Saloon 2.0 TDI 110 kW (150 PS)
  • A4 Saloon 2.0 TDI 140 kW (190 PS)
  • A4 Saloon 3.0 TDI 160 kW (218 PS)
  • A4 Saloon 3.0 TDI 200 kW (272 PS)
750x410_preview2.jpg
Un método de combustión revolucionario
Estos resultados se basan en una nueva estrategia según la cual Audi sigue pasando de reducir el tamaño del motor a aplicar el tamaño adecuado para cada concepto de vehículo. La eficiencia revolucionaria del 2.0 TFSI es el resultado de un método de combustión innovador según el cual una cilindrada relativamente alta no supone un inconveniente, sino una condición indispensable.

Con un estilo de conducción moderado, los conductores de los nuevos A4 Saloon y A4 Avant experimentan las ventajas en términos de consumo que ofrece un motor pequeño, pero no sufren las desventajas derivadas de conducir en un modo más deportivo.

El nuevo método de combustión, con fases de compresión más cortas e intensas y fases de expansión más prolongadas, está especialmente diseñado para funcionar en carga parcial, que es, con mucho, el modo de funcionamiento más habitual. Las válvulas de admisión se cierran mucho antes de lo normal, lo que, unido a la mayor presión en el colector de admisión, reduce las pérdidas de aceleración durante la aspiración.

El acortamiento de la fase de compresión provoca un incremento de la relación de compresión de 9,6:1 a 11,7:1, lo que significa que, en la fase de compresión, el motor solo debe comprimir tanta gasolina como un 1.4 TFSI. Asimismo, en la fase de expansión, en la que utiliza totalmente sus dos litros de cilindrada, aprovecha la elevada relación de compresión. La mayor presión resultante durante la combustión incrementa la eficiencia del motor.

Con el fin de que la mezcla de combustible y aire se remueva lo suficiente a pesar de la brevedad de la fase de admisión, las cámaras de combustión, los huecos de los pistones, los conductos de admisión y la turbocompresión del nuevo 2.0 TFSI se han adaptado específicamente al nuevo método de combustión. Cuando funciona en cargas más elevadas, el Audi valvelift system retrasa la apertura de las válvulas de admisión, lo que garantiza una mayor potencia y un par motor superior. La presión de inyección se ha incrementado hasta los 250 bares.
Transmisiones
La transmisión manual, instalada de serie en todos los motores TFSI y en el motor TDI de cuatro cilindros, presenta un diseño completamente nuevo. Gran parte de su carcasa está fabricada con magnesio. Una etapa de engranaje dentado sustituye el eje del diferencial delantero utilizado en el modelo anterior y ofrece grandes ventajas en términos de fricción y necesidad de espacio. Las ruedas dentadas abiertas, los ejes huecos y un embrague más pequeño reducen aún más el peso de la transmisión, con el resultado final de que la nueva unidad pesa 16 kg menos que la anterior.

La nueva S tronic de siete velocidades de Audi está disponible para todos los motores, excepto para la versión superior TDI, y está instalada de serie en el motor 3.0 TDI clean diesel con 160 kW (221 CV). La transmisión de doble embrague, que sustituye a la transmisión multitronic continuamente variable, presenta una eficiencia excelente. Las mejoras más importantes incluyen una mayor reducción de la fricción, un menor peso, líneas de aceite altamente eficientes y un amortiguador centrífugo de tipo péndulo sobre el volante de inercia bimasa que permite un régimen de ralentí muy bajo.

Los dos embragues multidisco compactos de la nueva S tronic de siete velocidades están dispuestos axialmente uno detrás del otro en lugar de radialmente uno encima del otro (como sucedía con el modelo anterior), lo que contribuye a reducir el par de resistencia. Estos embragues accionan dos subtransmisiones independientes que funcionan como las transmisiones manuales y que se encuentran permanentemente activas, aunque solo una de ellas está conectada al motor. Los cambios de marchas se realizan en centésimas de segundo mediante la acción del embrague y sin apenas interrupción de la tracción. Mediante las transmisiones quattro, la potencia se transmite desde el eje de tracción hacia el diferencial delantero a través de una etapa de engranaje dentado.

Suave y rápida: la tiptronic de ocho velocidades

La tiptronic de ocho velocidades solo se encuentra disponible para el motor 3.0 TDI clean diesel con 200 kW (276 CV). El diseño de esta transmisión convertidora de par motor suave, rápida y que efectúa cambios de marchas de forma espontánea también es totalmente nuevo. Su alto número de marchas permite al motor funcionar cerca de su carga ideal durante la mayor parte del tiempo. Un nuevo amortiguador de la vibración que se adapta a la velocidad del motor contribuye a que el potente motor diésel V6 funcione suavemente incluso a solo 850 rpm. El diseño de los engranajes y de los elementos de cambio garantiza un par de resistencia reducido, lo que incrementa la eficiencia. Las dos transmisiones automáticas de los nuevos A4 son vanguardistas y presentan un amplio abanico de marchas: las más bajas tienen relaciones reducidas deportivas que son más elevadas para las marchas más altas con el fin de reducir la velocidad del motor y el consumo de combustible.

La S tronic y la tiptronic se integran en la gestión térmica del motor y están diseñadas para funcionar con el sistema de arranque-parada. El conductor puede elegir entre los modos D, S y E y cambiar de marchas manualmente en cualquier momento con la palanca de cambios o las levas de cambio instaladas de serie en el volante. Todas las órdenes del conductor se transfieren electrónicamente (“by wire”) mediante un ligero toque en la palanca de cambios.

El nuevo control de crucero incluye una función de eficiencia impresionante: cuando el conductor levanta el pie del acelerador en modo D o E, la transmisión cambia a modo de inercia siempre que esto suponga un ahorro de combustible. Esto es posible a una velocidad de entre 55 y 160 km/h. Esta función puede anticiparse con mayor eficacia si el coche cuenta con los sistemas opcionales de asistencia de eficiencia predictiva y el control de crucero adaptativo con arranque-parada y asistente en atasco.

La tracción delantera constituye un equipamiento de serie de la nueva gama Audi A4. En los motores de gasolina está disponible la tracción quattro permanente a las cuatro ruedas para el 2.0 TFSI con 185 kW (245HP). En los motores diésel se encuentra disponible para el 2.0 TDI con 140 kW (190HP) y está instalada de serie en el más potente, el 3.0 TDI con 200 kW (272HP).
Tracción quattro© permanente a las cuatro ruedas
La tracción quattro a las cuatro ruedas de Audi es lo último en cuanto a dinámica, tracción, seguridad y fiabilidad lineal. Se trata de un sistema completamente mecánico y, por tanto, funciona sin ningún retraso. En modo de funcionamiento normal, su diferencial central autoblocante, que ha sido concebido como un engranaje planetario, transfiere el 60% del par del motor al eje trasero y el 40% al delantero.

En función de la situación, se puede transferir hasta el 70% del par al eje delantero y hasta el 85% al trasero. Estos límites tan amplios permiten una distribución del par motor claramente definida y una interacción extremadamente precisa con los sistemas de control.

El control selectivo avanzado del par de la dirección es un “compañero” del grupo motor y ahora está activo en todo tipo de superficies. Al tomar una curva de modo dinámico, la función de software frena ligeramente la rueda delantera que se encuentra en el lado interior de la curva (con tracción delantera) o las dos ruedas de ese lado (con tracción quattro) antes de que patinen. Esto también sucede cuando el conductor no está pisando el acelerador. Debido a las diversas fuerzas que intervienen, el coche gira ligeramente dentro de la curva; este efecto sobre la dirección se mantiene neutral durante más tiempo y la maniobrabilidad del coche es así más precisa, ágil y estable.

El diferencial deportivo, que será opcional para la versión superior del motor TDI en 2016, optimiza la maniobrabilidad, ya que divide el par motor de forma activa entre las ruedas traseras en dos etapas de engranaje. En conducción deportiva, el sistema impulsa literalmente el vehículo dentro de la curva, con lo que se suprime cualquier tendencia al subviraje. Esta función, que está gestionada por una unidad de control de diseño totalmente nuevo (el programa de suspensión electrónica), está integrada en el Audi drive select. El diferencial deportivo reacciona más rápido que el del modelo anterior y pesa aproximadamente 1 kg menos.
Suspensión

Los nuevos Audi A4 y A4 Avant combinan grandes aptitudes: maniobrabilidad dinámica y una conducción confortable que se aproxima al nivel ofrecido por los vehículos pertenecientes a la categoría inmediatamente superior. Los ingenieros de Audi han diseñado un nuevo sistema de suspensión para este modelo que se centra en una estructura ligera y una respuesta precisa. Para ello utilizan un eje delantero de cinco brazos perfeccionado cuyo principio permite una absorción óptima de las fuerzas longitudinales y laterales. Los soportes han sido diseñados para mostrarse rígidos y deportivos en la dirección lateral, pero suaves y flexibles en la dirección longitudinal. Las vibraciones se eliminan mediante la utilización de un soporte hidráulico, que garantiza un confort excelente y una gran agilidad.

Con el fin de conseguir una rigidez óptima y a diferencia del modelo anterior, los brazos superiores se integran directamente en la carrocería. Todos los brazos de los ejes, el cojinete oscilante y los soportes de los amortiguadores están fabricados con aluminio forjado. El concepto de estructura ligera se completa con el uso de amortiguadores monotubo, barras estabilizadoras tubulares de pared fina y alta resistencia y cubos de rueda segmentados. En comparación con el modelo anterior, se ha reducido el peso del eje delantero en 6 kg.

Los brazos del nivel inferior están sujetos con soportes de goma de nuevo diseño a una subestructura híbrida de aluminio de alta resistencia. La instalación rígida de esta subestructura en la parte delantera de la carrocería minimiza las vibraciones y constituye la base para obtener una agilidad óptima.

Asimismo, Audi ha decidido utilizar una dirección asistida electromecánica totalmente nueva, con lo que se consigue ahorrar 3,5 kg con respecto al modelo anterior. Además, consume muy poca energía y tiene una relación directa y deportiva de 15.9:1. Esta dirección se basa en la velocidad del coche en cada momento, recibe una respuesta exacta de la carretera, responde de forma espontánea y es muy precisa. La nueva dirección asistida electromecánica está conectada funcionalmente con varios de los sistemas de asistencia al conductor, como el control de crucero adaptativo con arranque-parada y asistente en atasco.

La dirección dinámica está disponible en combinación con los motores de a partir de 110 kW (150HP). Mediante el uso de engranajes superpuestos, su relación puede variar hasta en un 100% en función de la velocidad del vehículo y del modo seleccionado en el sistema de dinámica de la conducción Audi drive select. La estabilización del vehículo se consigue por medio de rápidos impulsos en la dirección que permiten mejorar la estabilidad y la seguridad.

En la parte trasera de los nuevos Audi A4 y A4 Avant, un eje de cinco brazos sustituye al eje de brazos trapezoidales del modelo anterior. Mediante una combinación inteligente de los materiales, el peso de las piezas que componen el eje se ha reducido otros 5 kg.

Las masas no suspendidas inferiores ofrecen una experiencia de conducción deportiva, y junto con el nuevo ajuste del amortiguador y del elastómero, permiten una conducción suave, un control excelente de la carrocería y una amortiguación optimizada. Además, se han utilizado por primera vez los amortiguadores monotubo, que permiten reducir aún más el peso. El eje se encuentra aislado de la carrocería por medio de soportes hidráulicos, lo que contribuye a una importante reducción de los impactos producidos por la superficie de la carretera al mismo tiempo que se mantiene la dirección lateral. Entre las medidas adicionales para la reducción del consumo de combustible se encuentran los cojinetes de las ruedas de fricción optimizada y los deflectores de aire, que disminuyen la resistencia a la rodadura y al viento.

Por otra parte, se ha aplicado un sistema central de control de la suspensión para conseguir una interacción ideal entre los diversos sistemas de dinámica de la conducción. Este dispositivo de control altamente integrado ha sido específicamente diseñado para el nuevo A4 y se encarga de procesar toda la información relacionada con la dinámica de la conducción, a partir de la cual calcula la situación de la conducción y el coeficiente de fricción de la superficie de la carretera en todo momento. Esta información permite un control óptimo del sistema para conseguir una maniobrabilidad dinámica y de alta precisión y una comodidad máxima de la conducción.

Como alternativa al ajuste estándar con amortiguadores monotubo altamente sensibles, Audi ha equipado los nuevos A4 y A4 Avant con dos sistemas de suspensión que aplican la amortiguación variable: uno está enfocado hacia el confort y el otro hacia la conducción deportiva. Los sensores miden el movimiento de las cuatro ruedas y la aceleración longitudinal y transversal, y los amortiguadores se adaptan a las condiciones de la superficie de la carretera y a la situación de la conducción. Esto da como resultado una mayor dinámica de la conducción y aún más confort. Además, el conductor puede seleccionar la configuración básica de la suspensión pulsando un botón del Audi drive select, de manera que las características deseadas se encuentran siempre a su disposición.

Todo esto es posible gracias a los recién diseñados amortiguadores CDC (control continuo de la amortiguación) con válvulas controladas de forma electromagnética en sus pistones, que permiten que el fluido hidráulico se desplace más rápido o más despacio según resulte necesario. Un nuevo concepto de funcionamiento los hace muy eficientes energéticamente. La unidad de control central de la suspensión procesa todas las señales del sensor en milésimas de segundo y controla individualmente cada amortiguador. Esto garantiza, junto con una gran variedad de válvulas de amortiguación, un amplio abanico entre un ascenso progresivo y una maniobrabilidad firme. Cuando se instala una suspensión con amortiguadores variables, la carrocería del coche se rebaja 10 mm con respecto a una suspensión normal en la configuración de confort y 23 mm en el caso de la configuración deportiva.

Al igual que la suspensión con amortiguación variable, la tracción quattro con diferencial deportivo (que estará disponible en 2016) y la dirección dinámica forman parte de los componentes opcionales de la nueva familia A4 cuyo control está incluido en el sistema opcional Audi drive select (de serie en la versión de 140 kW/193 CV). En la configuración básica, el conductor puede utilizar este sistema para regular el comportamiento del pedal del acelerador, la transmisión automática, la dirección, el control de crucero o el control de crucero adaptativo y el aire acondicionado automático en distintos modos (Comfort, Auto, Dynamic y Efficiency). También existe el modo Individual, que en conexión con el sistema de navegación permite al conductor ajustar cada sistema como desee.