fahrradtraeger1300x551.jpg

Inspección 30.000 km

Control visual

  • Exterior. Comprobamos posibles daños en la pintura, la corrosión interior y exterior y el estado de las escobillas limpiaparabrisas.
  • Neumáticos. Verificamos el estado y uniformidad del desgaste de los neumáticos, así como la fecha de caducidad del kit antipinchazos.
  • Bajos del vehículo. Revisamos fugas y daños del motor, caja de cambios, sistema de frenos, elementos de acoplamiento, sistema de escape, bajos y circuitos.
  • Vano motor. Analizamos el nivel del líquido de frenos y realizamos la comprobación visual del motor y del vano motor.

Lista mantenimiento

  • Sistema eléctrico. Comprobamos la iluminación de todos los elementos interiores, alumbrados delantero y trasero, habitáculo, luces de marcha atrás, faros antiniebla, intermitentes e intermitentes de emergencia… Además, verificamos el filtro de polvo y polen y el filtro de impurezas y olores.
  • Exterior. Revisamos el nivel de lubricación de retentores, los bombines y los ganchos del capó. Ajustamos eyectores y comprobamos el correcto funcionamiento del limpiaparabrisas.
  • Bajos. Evacuamos, aspiramos o vaciamos el aceite del motor y sustituimos el filtro. Asimismo, comprobamos el grosor de las pastillas de freno.
  • Vano motor. Analizamos la estanqueidad del sistema hidráulico y del sistema de refrigeración.
  • Trabajos finales. Verificamos la presión de inflado de todos los neumáticos y realizamos un recorrido de prueba.
Adicionalmente, y en caso que sea necesario o su Asesor de Servicio lo aconseje, también tendrá lugar el cambio del aceite y de aire de su vehículo.

Acuda a su Servicio Oficial Audi cuando haya recorrido los primeros 30.000 kilómetros a bordo de su automóvil y repita la inigualable sensación de conducir su Audi por primera vez.